Si bien Djokovic empezó muy rápido, mostrando efectividad en todos sus servicios, Hewitt supo despertar y dar pelea en la segunda manga. A pesar de ello, el serbio seguía dominando el encuentro, tomando una cómoda ventaja que pareció definitiva cuando rompió el primer servicio del australiano en la tercera manga.